martes, 7 de marzo de 2017

Arranca el Spring Practice 2017

Ayer lunes, 6 de marzo, dio comienzo el siempre esperado Spring Practice, con el equipo entrenando en el Bronco Stadium.

Como es habitual, serán 15 las sesiones de entrenamiento a lo largo de 5 semanas. Entre ellas se celebrarán dos scrimmages cerrados al público, el primero el 16 de marzo y el segundo el 1 de abril. El Blue-Orange Game se celebrará el sábado 8 de abril, a las 17:00, hora local. El lunes 10 se celebrará la última sesión de entrenamiento, en la que se podrá analizar lo visto en el spring game.

Se celebrarán sendos "Junior Day" uno el 1 de abril, en el que se podrá seguir el 2º scrimmage, y otro el día 8, el día del Blue-Orange Game y del Bronco Day Open House. Será la oportunidad de atraer prospectos de cara al recruiting. Además hay que destacar que el día 30 de marzo se celebrará el Pro Day de Boise State, en el que nuestros graduados podrán lucirse ante los scouts de los distintos equipos de la NFL.

Con la Era Harsin entrando en su 4ª temporada, el objetivo es dejar atrás sendas pasadas temporadas en las que hemos perdido la fiabilidad y regularidad de nuestro football, la excelencia a la que estábamos acostumbrados. Hemos fallado en alcanzar la Final de la MW en tres de las últimas 4 temporadas. De nuevo tendremos cambios en el coaching staff. El principal es la marcha de Scott Huff (se reúne con Chris Petersen en Washington), lo que deja el ataque en las manos exclusivas de Zack Hill, quien también se va a encargar del play calling.


En cuanto a los jugadores, los focos estarán puestos en la evolución de Brett Rypien, después de su temporada de sophomore subpar. El ataque va a necesitar de la mejor versión del QB si queremos volver a  ser algo en el college football. También será importante ver cómo son sustituidos playmakers como el RB Jeremy McNichols y el WR Thomas Sperbeck. Alexander Mattison y Cedric Wilson han dado muestras de ser los nuevos hombres fuertes del ataque, aunque esta primavera no veremos a Mattison en situaciones de contacto, ya que se está recuperando de una operación de hombro. Tampoco veremos esta primavera a Cedrick Wilson, ni al center Mason Hampton ni al LT Archie Lewis, que se están recuperando de lesiones. Habrá que seguir a los más jóvenes.

También hay que hacer frente a la graduación de tres titulares de la OL, el LG Travis Averill, el RG Steven Baggett y el RT Mario Yakoo, además de la marcha del entrenador posicional.

En defensa Andy Avalos también pierde a jugadores importantes, como los LB Tanner Vallejo y Ben Weaver, los DL Sam McCaskil y Elliot Hoyte, el S Chanceller James y el CB Jonathan Moxey. Sólo 5 de los titulares defensivos en la pasada Cactus Bowl estarán entrenando esta primavera: el S Kekoa Nawahine, el CB Tyler Horton, el LB Blake Whitlock y lo DL David Moa y Durrant Miles. Hay novedades previstas como la de David Moa, uno de los playmakers del front four que regresan, que pasará de NT a DT.

Vamos a ver cómo se desenvuelven los jugadores esta primavera, esperar que no haya lesionados de importancia, y ver qué pinta tiene el equipo de cara a la inminente temporada. Vistas las ausencias, esta primavera se va a trabajar principalmente en aspectos individuales y posicionales, aunque tras el spring break veremos situaciones de 11 contra 11.

Aquí tenemos las primeras imágenes de los entrenamientos, cortesia de Idaho Statesman.

domingo, 5 de marzo de 2017

Buena actuación de los Broncos en la Combine

Tanto Jeremy McNichols como Tanner Vallejo aprovecharon al oportunidad de mostrarse frente a los scouts en la NFL Combine y reforzaron su "draft status", después de lo visto sobre la pista del Lucas Oil Stadium de Indianapolis.

McNichols (5-9, 214 libras) fue cronológicamente el primero. Mostró su velocidad en las 40 yardas, parando el cronómetro en 4:49, 7º entre los 28 RB que corrieron la prueba. Fue más rápido que Jay Ajayi y Doug Martin en los años anteriores. También destacó en salto vertical (35,5 pulgadas) y horizontal (121 pulgadas), 8º entre los RB en ambos casos.

De McNichols no sólo se ha destacado su producción ofensiva, sino que Pro Football Focus ha puesto en evidencia su gran capacidad a la hora de bloquear en las jugadas de pase, habiendo permitido sólo un sack en 237 oportunidades.

Por su parte, Vallejo (6-1, 228 libras) también fue un top 10 de su posición en las 40 yardas y los saltos. Corrió la prueba estelar en 4:57 (8º entre los 21 LB que corrieron), saltó 33,5 pulgadas en vertical (10º) y 121 en horizontal (9º).

Vallejo terminó prematuramente la temporada para ser operado de una fractura de muñeca de la que ya se encuentra recuperado.

Ambos tendrán una nueva oportunidad de lucir sus virtudes en el Pro Day de Boise State que se celebrará el próximo día 30 de marzo.

sábado, 18 de febrero de 2017

McNichols y Vallejo invitados a la Combine

El RB Jeremy McNichols y el LB Tanner Vallejo serán los representantes de los Broncos en la NFL Scouting Combine, que se celebrará como siempre en el Lucas Oil Field de Indianapolis, entre los días 28 de febrero y 6 de marzo.

En los siguientes enlaces podemos acceder a las fichas de los prospectos en NFL.com.
  • Jeremy McNichols. El nuevo corredor estrella de Boise State puede seguir la estela de sus predecesores Jay Ajayi o Doug Martin. No destaca por su potencia, como los anteriores, pero es muy elusivo, tiene una gran visión de juego y una buenas manos para jugar incluso como receptor en el slot. Puede entrar en el Top 10 de su posición y ser seleccionado en las rondas medias del draft.
  • Tanner Vallejo. Vallejo tiene talento para jugar en la NFL, pero va a tener que demostrarlo en la offseason, ya que ha tenido bastantes problemas de lesiones en su temporada de senior y los scouts estarán recelosos. Si es seleccionado en el draft lo será en rondas altas. Habrá que ver si su recuperación le permite hacer una buena Combine.

lunes, 6 de febrero de 2017

Broncos en la NFL 2016/17. McClellin levanta el Lombardi

Por 2ª temporada consecutiva, tenemos un representante de Boise State en el roster del ganador de la Super Bowl. Si el año pasado fueron Matt Paradis y Ryan Clady los que ganaron su anillo en la Super Bowl 50 con los Denver Broncos, este año Shea McClellin ganó la SB LI en su 1ª temporada con los New England Patriots. McClellin fue titular como OLB y protagonizó una espectacular jugada bloqueando un XP (foto), aunque la misma fue indebidamente anulada.

18 exBroncos han tenido cabida en los rosters de los equipos de la NFL, uno más que el año pasado. Respecto a 2015, dos se han retirado o han sido cortados por sus equipos. Se trata de Richie Brockel, cortado por los Panthers después de 6 temporadas en la liga, y de Blake Renaud, quien no llegó a pasar del practice squad de los Vikings. Tres rookies ha relevado a las ausencias, el ILB Kamalei Correa, el G Rees Odhiambo y el DB Donte Deayon.

Aquí tenemos la relación de todos ellos, ordenados por equipos:

Jay Ajayi # 23 RB. 2 temporadas.
Despues de haberse pasado lesionado media temporada de freshman, el RB inglés ha comenzado a demotrar todo el talento que tiene cuando le han dado la oportunidad, y ha sido uno de los activos que han hecho regresar a los Dolphins a los playoffs después de muchos años de sequía. Ha sido el featured back, corriendo en 260 ocasiones para 1.272 yardas y 8 TD, además de atrapar 27 pases para 151 yardas más.

Shea McClellin #58 OLB. 5 temporadas.
Tras sus 4 primeras temporada como profesional en Chicago, el batallador LB ha tenido el acierto en recalar en New England, donde, como he dicho, ha sido un jugador importante en la defensa de los Campeones. Ha jugado en 17 de los 19 partidos que han jugado los Patriots, incluyendo los tres de la postemporada, siendo titular en 4 de los mismos en la mejor defensa, en cuanto a anotación, de la NFL. Ha sumado 43 placajes, 18 de ellos solo, además de un sack.

Ryan Clady #78 LT. 9 temporadas.
Tras 8 temporadas en los Denver Broncos, Clady ha recalado en los New York Jets tras haberse pasado la temporada de 2015 en blanco (su 2ª lesión importante después de la de 2013, en la que sólo jugó dos partidos). En la Gran Manzana ha iniciado la temporada regular y ha jugado los 9 primeros partidos de la temporada hasta volver a caer lesionado en un hombro a principios de noviembre, yendo a acabar en la I.R. Uno de los mejores exBroncos en la historia de la NFL, habrá que ver si se anima para volver a jugar la próxima campaña.

Kamalei Correa #51 ILB. Rookie.
Correa ha tenido un debut bastante tímido en la NFL. Ha jugado en 9 partidos, siendo titular en uno de ellos, pero no ha tenido demasiados snaps en defensa. Ha sumado 4 placajes, un pase defendido y un fumble forzado. Ha tenido una presencia mayor en los equipos especiales. Ha terminado la temporada lesionado en las costillas y en la Injured Reserve en diciembre.

George Iloka #43 FS. 5 temporadas.
Ha jugado su 5ª temporada en Cincy y como en las tres temporadas anteriores ha sido titular en todos los partidos en la posición de free safety. Es uno de los exBroncos más sólidos en la NFL y después de firmar su 2º contrato con los Bengals ha seguido poniendo buenos números en su juego. Ha sumado 74 placajes (49 solo), 7 pases defendidos y 3 intercepciones.

Jamar Taylor #21 CB. 4 temporadas.
Después de tres temporadas decepcionantes en Miami, ha encontrado un mejor acomodo en la defensa de los Cleveland Browns y su juego ha respondido por fin a las expectativas creadas. Ha jugado en casi todos los partidos de la temporada (15) y ha sido titular en 14 de ellos. Ha sumado 57 placajes (46 solo) ha defendido 13 pases y también ha interceptado tres balones, como su ex-compañero y actual rival divisional Iloka.

Matt Paradis #61 C. 2 temporadas.
En su segunda temporada oficial en la NFL el center no ha dado ningún paso atrás. Sus Broncos no han llegado tan lejos como el año pasado, en el que consiguieron levantar el Lombardi Trophy, pero Paradis ha vuelto a ser titular indiscutible en el centro de la OL en los 16 partidos de la temporada regular. Tras pasarse 2015 en el practice squad, en estas dos últimas temporadas ha sido titular en los 35 partidos que ha disputado su equipo.

Billy Winn #97 DE. 4 temporadas.
Tras tres temporadas en Cleveland y un fugaz paso por Indianapolis la pasada campaña, el polivalente Winn ha recalado en Denver, donde no es que haya jugado un papel destacado pero donde cumple con su papel de dar profundidad a la posición y entrar en las rotaciones. Ha jugado los 16 partidos de la temporada regular, siendo titular en dos de ellos, y ha sumado 19 placajes, 8 de ellos solo.

Orlando Scandrick #32 CB. 9 temporadas.
El exBronco más veterano en la NFL, junto con Clady, después de pasarse la pasada temporada en blanco, en la injured reserve, tras romperse el ligamento cruzado anterior de su rodilla en la pretemporada, ha vuelto por sus fueros, recuperando una de las plazas de CB titular del equipo revelación esta temporada, los Dallas Cowboys, equipo en el que ha desarrollado toda su carrera profesional. Se ha perdido 4 partidos en la 1ª mitad de la temporada, pero ha jugado los otros 13, incluyendo el de playoff, siendo titular en 10 de ellos. Ha sumado 46 placajes, 3 sacks, 3 fumbles forzados y una intercepción.

Tyrone Crawford #98 DE. 5 temporadas.
El canadiense es otro de los fijos en la defensa vaquera, que cuenta con tres ex-Broncos en sus filas. Como en las dos pasadas temporadas, ha sido titular en todos los partidos que ha jugado, 14, hasta perderse por lesión los dos últimos partidos de la temporada regular. Esta campaña ha sumado 29 placajes, 16 solo, y 4 sacks y medio. Es de momento, como Scandrick, "One Club Man".

Demarcus Lawrence #90 DE. 3 temporadas.
Demarcus se ha consolidado en la defensa vaquera, pero su lesión de espalda le ha seguido lastrando en su producción. Ha jugado 10 partidos, incluyendo el playoff divisional, y ha sido titular en tres de ellos. Ha sumado 14 placajes, 10 de ellos solo, y ha logrado un sack y un fumble forzado. Son registros inferiores a los de su 2ª temporada. pero esperemos que una nueva cirugía realizada al final de la campaña le mantenga más sano el curso que viene.

Kellen Moore #17 QB. 5 temporadas.
Después de haber podido debutar en la NFL con los Cowboys la pasada temporada, tras tres temporadas en blanco con los Lions, el Prosser Tosser no ha podido tener más mala suerte. Se lesionó en la pretemporada y no ha podido aprovechar la lesión de Tony Romo para poder liderar el ataque vaquero. Por el contrario, la oportunidad la ha tenido el rookie Dak Prescott y la ha aprovechado bien, llegando a obtener el premio al Rookie Ofensivo del Año. Habrá que ver qué futuro le espera.

Donte Deayon #38 CB. Rookie.
El CB rookie se ha pasado su 1ª temporada como profesional en el practice squad de los New York Giants. A ver si tiene suerte, como otros ex-Broncos, yconsigue debutar en la NFL en su 2ª temporada.

Charles Leno Jr. #72 LT. 3 temporadas.
En su 3ª temporada Leno es un fijo en la posición de tackle inquierdo de la OL de los Bears. Ha sido titular en los 16 partidos de la temporada regular, continuando con la tradición de grandes jugadores de línea graduados en Boise, como Colledge, Clady y Paradis.

Kyle Wilson #24 CB. 7 temporadas.
Tras 5 temporadas en los New York Jets y haber jugado en 2016 con los New Orleans Saints en una trayectoria más bien descendente, el veterano CB se ha pasado la temporada en blanco por lesión, en la Injured Reserve. Habra que ver si sus días en la NFL han acabado o tiene opciones de jugar el año que viene.

Doug Martin #22 RB. 5 temporadas.
El muscle hamster ha seguido lidiando con las lesiones y además ha sido sancionado 4 partidos por tomar sustancias ilegalizadas. Con todo, ha podido jugar media temporada, siendo titular en los 8 partidos que ha disputado. Ha acarreado el balón en 144 ocasiones, justo la mitad que el año pasado, para 421 yardas (2,9 por acarreo) y 3 TD. También ha atrapado 14 pases para 134 yardas.

Jeron Johnson #39 SS. 6 temporadas.
Tras una temporada en Washington, el DB ha regresado a Seattle, donde jugó sus cuatro primeras temporadas en la NFL. Su participación ha sido limitada, pero ha disputado cuatro partidos en la temporada regular además de los dos de playoffs, en los que ha sumado 8 placajes, 5 de ellos solo.

Rees Odhiambo #70 G. Rookie.
Rees ha migrado de tackle a guard en la NFL. Su progresión ha sido muy positiva en el 1º año como profesional, habiendo entrado en la rotación en la OL en 8 partidos de la temporada regular, principalmente en la 2ª mitad de la misma, y además en el partido de playoff divisional. Es de esperar que el año que viene se afiance en su unidad.

jueves, 2 de febrero de 2017

National Signing Day 2017

El miércoles 1 de febrero, se celebró el National Signing Day en el que los reclutas de la Clase de 2017 oficializaron sus compromisos firmando y enviando el Letter Of Intent.

La Clase de 2017, se compone de 19 reclutas, cuatro de ellos JUCO transfers, que llegan como juniors (los OL Isiah Moore y Zachary Troughton, el QB Rathen Ricedorff y el CB Michael Young). Cinco de ellos son early enrollees, matriculados desde enero en el semestre de primavera (los mencionados Troughton, Ricedorff y CB Michael Young, además del OL John Ojukwu y el DB Marques Evans, quienes ya se han graduado en su HS), mientras que los 14 restantes firmaron en el NSD y se incorporarán este verano a la disciplina de los Broncos.

Por posiciones, tenemos 9 jugadores ofensivos (2 QB, RB, 3 WR, 3 OL) y 10 defensivos (DE, 4 LB, 5 DB).

Andes de dar más detalles, aquí está el listado detallado. Se pueden leer sus biografías en Broncosports.com:


Volvemos a carecer de un recluta "de relumblón" y la clase es la típica de los Broncos, una doceena de jugadores de tres estrellas y el resto jugadores totalmente "under radar". El origen de los jugadores es el acostumbrado; jugadores de 2ª línea de California (8) o Texas (3). El resto son dos de Arizona, y uno de Virginia, Missouri, Ohio y Hawai'i. Sólamente hay dos reclutas del estado de Idaho, uno de ellos del propio Boise.

Scout, nuestro termómetro habitual en estos casos, nos deja fuera del Top 50, en el #60. El año pasado fuimos el #49. Los años anteriores hemos tenido estos resultados: #46 en 2015, #72 en 2014 (tras la marcha de Coach Pete), #44 en 2013 (nuestro mejor registro), #56 en 2012, #65 en 2011, #97 en 2010, #60 en 2009, #64 en 2008, #57 en 2007, #78 en 2006, #73 en 2005, #72 en 2004, #73 en 2003 y #75 en 2002.

Entre las demás webs de recruiting, Rivals nos coloca en el #56, mientras que 247Sports nos deja en el #62 y ESPN en el 69. Esperamos que, como casi siempre, los jóvenes rindan por encima de las previsiones.

jueves, 29 de diciembre de 2016

Cactus Bowl. Boise State 12 vs. Baylor 31

Los Broncos plantaron un gran huevo en el césped del Chase Field. Fue un feo final de una temporada que comenzó de manera prometedora pero que ha resultado mala, como la pasada, y encima sin el buen sabor de boca que nos dejó la pasada Poinsettia Bowl.

Un partido así no se lo esperaba nadie, ni el head coach interino de los Baylor, Jim Grobe, como confesó en la rueda de prensa. Y es que más alla de una derrota más o menos los Broncos han perdido una de sus características básicas, la fiabilidad, la excelencia en la ejecución del football. Hemos sido casi imbatibles en  partidos en los que teníamos más de una semana de preparación. Y en cambio el martes firmamos la peor derrota del programa en una bowl, frente a un equipo que presentaba muchas dudas.

Fue un mal día para tener una actuación muy floja. Jeremy McNichols se despidió de Boise State con su 1º partido sin anotar después de 24 consecutivos haciéndolo y la Clase Senior de 2016 rompe la racha de 14 consecutivas y se queda a una victorias de las 40.

Poco hay que analizar del partido en sí. Los Broncos flojearon en todas sus líneas. Su OL había sido laudada en la primera mitad de la temporada, pero como el resto del equipo se ha venido abajo al final. McNichols y Alexander Mattison apenas sumaron 67 yardas de carrera en 27 acarreos contra una de las peores defensas terrestres de la FBS. Brett Rypien no lo hizo mucho mejor. Superó las 300 yardas de pase (305 en 32/51 pases), pero estuvo negado en la endzone. Los Broncos quedaron limitados a dos FG, fueron interceptados en la endzone y tuvieron un turnover on downs en la redzone. Rypien también tuvo otra intercepción y un fumble. Son números que no te permiten ganar un partido. Sólo maquilló el marcador con un pase de TD a Cedric Wilson a menos de dos minutos para el final. Tampoco Thomas Sperbeck tuvo una buena despedida como Bronco, sumando sólo 79 yardas en 8 recepciones.

En defensa tampoco fueron mucho mejor las cosas. El WR KD Cannon fue una pesadilla para Jonathan Moxey y el resto de la defensa. Batió el récord de la Cactus Bowl con 14 recepciones para 226 yardas y 2 TD. Imparable.

El QB freshman Zach Smith completó un gran partido. Sam McCaskill y David Moa apenas forzaron un sack cada uno. Chanceller James firmó una intercepción. Pero más allá de eso los Bears movieron el balón con comodidad durante todo el partido, sumando 515 yardas ofensivas, inclutendo 140 de carrera.

En resumen, poco hay que comentar cuando los rivales nos dominan en todos los aspectos del juego. Empezamos flojos y nunca conseguimos mantener la actitud necesaria para hacer frente al partido.

Solo queda dejar la temporada atrás y mirar hacia adelante. Tendremos que sustituir a McNichols y Sperbeck en ataque, y Mattison y Wilson parecen ser los indicados. Rypien dejará atrás el bajón de la temporada de sophomore y esperamos que alcance la madurez como junior. En defensa también habrá que remplazar talento perdido, como el de McCaskill, Darren Lee, James o Moxey, pero nuevos jugadores darán un paso adelante, nada que no ocurra en el resto de las temporadas. Pero para hablar de ello ya tendremos toda la offseason.

Entre las anécdotas:
  • Con todo, es la 9ª ocasión en las últimas 11 temporadas en que acabamos con una decena de victorias por lo menos.
  • Como decía los 19 puntos de margen conforman la peor derrota en una bowl. La peor hasta la fecha fue la derrota por 15 puntos frente a Oregon State en la Hawai'i Bowl de 2013.
  • Jeremy McNichols eleva a 24 su récord de partidos consecutivos anotando un TD.
  • Thomas Sperbeck termina su carrera como líder del programa en yardas de recepción (3.601) y 4º en recepciones (224).
  • Las 1.129 yardas en la temporada de Cedric Wilson son la 7ª mejor marca del programa. Sus 11 TD empatan para la 6ª plaza.
  • El RB Jake Knight lideró la salida del equipo al campo con El Martillo.


En el icono se pueden descargar las estadísticas del partido en .pdf. Podéis ver también la galería de fotos del partido en Broncosports.com.

Tenemos highlights del partido.

lunes, 26 de diciembre de 2016

Previa. Cactus Bowl. Boise State vs. Baylor

Interesante final de otra temporada subpar. Los Broncos se encuentran en Phoenix, Arizona, para enfrentarse mañana a un de los equipos revelación de las últimas temporada, Baylor. En cierta medida se repite la dinámica de la pasada temporada, en la que pusimos un buen broche a una nefasta temporada regular con un rotundo triunfo en la Poinsettia Bowl frente a otra de las revelaciones de las últimas temporadas en la NCAA, Northern Illinois.

Con estos antecedentes, llegamos al Chase Field esperanzados. Boise State está 2-0 frente a la Big 12, con victorias frente a Iowa State y Oklahoma en la Humanitarian Bowl de 2002 y en la famosa Fiesta Bowl de enero de 2007, respectivamente. Hay que recordar que la Big 12 nos ha ninguneado descartándonos a la primera en su selección de candidatos a una posible ampliación de la conferencia y es el momento de devolvérsela.

Baylor también ha tenido una temporada regular subpar. Después de haber terminado por encima de las 10 victorias en cuatro de las últimas 5 temporadas (rankeada en el Top 15 en las mismas), este año presentan un discreto récord de 6-6 (3-6 en la Big 12. Pero lo más curioso es cómo ha sido el recorrido de esta temporada regular, ya que después de derrotar a tres rivales cómodos extra-conferenciales: Northwestern State, SMU y Rice, y vencer a sus tres primeros rivales de conferencia: Oklahoma State, Iowa State y Kansas, para ponerse 6-0, han perdido el resto de los partidos de la temporada, media docena en línea, contra Texas, TCU, Oklahoma, Kansas State, Texas Tech y West Virginia.

Los Bears han tenido una temporada tumultuosa, después de un escándalo sexual que le ha costado el cargo al head coach Art Briles. Jim Grobe ha sido en head coach interino, y la Cactus Bowl será su último partido en el cargo, ya que Baylor ha hecho oficial el contrato del head coach de Temple, Matt Rhule, de cara a la próxima campaña.

Hablar del ataque de Baylor es hablar de explosividad y producción. Los Bears han mantenido su nivel ofensivo habitual al comienzo de la temporada, promediando 39,8 puntos por partido en las 8 primeras jornadas, pero cuando el QB titular Seth Russell se lesionó para el resto de la temporada en Oklahoma, la producción ofensiva ha bajado a 25,3 puntos de promedio en los 4 últimos partidos. Con todo, bajo el mando del QB freshman Zach Smith los Bears promedian 523,3 yardas ofensivas por partido (5ª de la FBS), con un ataque up-tempo, con los WR muy abiertos para abrir el juego de carrera a los corredores.

Smith ha completado 88/157 pases para 1.151 yardas, 10 TD y 6 intercepciones en sus cuatro partidos jugados. Ha sido reclutado como uno de los mejores QB en la historia del football de high school tejano, lo cual es mucho decir, pero es evidente que tiene menos experiencia que Russell y es menos peligroso con sus piernas.

Su cuerpo de receptores es joven. Lo lidera el junior KD Cannon, quien ha atrapado 73 pases para 989 yardas y 11 TD. La alternativa la conforman los sophomores Ishmael Zamora (58 recepciones, 786 yardas, 7 TD) y Chris Platt (29, 485, 4 TD), aunque los freshmen Blake Lynch (34, 404, 3 TD) y Pooh Stricklin (11, 195, 2 TD) también han sido productivos a lo largo de la temporada regular. El juego aéreo de Baylor es principalmente vertical, y nuestra secundaria se va a ver testada.

El juego de carrera ha pivotado sobre tres corredores, entre los cuales ha destacado el sophomore Terence Williams, quien ha acarreado el balón en 160 ocasiones para 945 yardas y 11 TD. Su alternativa será el freshman JaMycal Hasty, quien ha corrido en 112 ocasiones para 591 yardas y otro par de TD, ya que el senior Shock Linwood, quien ha sumado 138 acarreos para 751 yardas y 2 TD, ha decidido saltarse la bowl y centrarse en el draft de la NFL. Como he señalado antes, los corredores se benefician de las defensas abiertas por los receptores. Ninguno de ellos participa asiduamente en el juego aéreo.

La defensa de los Broncos va a tener un duro trabajo en frenar, o por lo menos en ralentizar el poderoso ataque de los de Waco. Ha estado magnífica en temporada regular, apoyada en el buen juego de su front four y del front seven en general, aunque fue de más a menos a medida de que el cansancio hacía mella en los titulares.

Es de esperar que estén frescos de nuevo y afronten el duelo revitalizados. Sam McCaskill y David Moa deben liderar un front seven en el que van a faltar los lesionados Tanner Vallejo y Joe Martarano, dos de nuestros mejores LB.

El mayor problema al que nos enfrentamos es la rapidez de los snaps. Los Bears promedian 85 jugadas ofensivas por partido, y realizan el snap casi inmediatamente a que los árbitros coloquen el balón. Contamos con la experiencia del partido frente a Washington State, que jugaban a un ritmo parecido y lo hicimos bien.

La secundaria también tendrá trabajo con el juego de pase vertical de los Bears. En los últimos partidos han tenido más olfato de balón y hemos interceptado más balones. Tenemos gente experimentada en la unidad, como el S Chanceller James o el CB Jonathan Moxey, pero no contaremos con el díscolo Dylan Sumner-Gardner, quien ya no forma parte del programa debido a sus problemas académicos y de disciplina. Es un jugador que no ha sobrevivido al hype de su reclutamiento.

En el otro sentido del juego vamos a ver por última vez a Jeremy McNichols con el uniforme de los Broncos, ya que acaba de sanunciar su decisión de presentarse al próximo draft. El corredor puede lucirse en Phoenix y éste puede ser su último espaldarazo de cara al draft. McNichols debe ser nuestro principal arma ofensiva, por un lado la defensa terrestre de los Bears es mala, por otro nos puede ayudar a mantener el tempo del partido, mantener el ataque rival en el banquillo y dar descanso a nuestra defensa. El true freshman Alexander Mattison está preparado para darle relevo en el partido, ya que su importancia en el juego ha ido creciendo en las últimas jornadas. El que no jugará será el sophomore Cory Young, quien ha pedido el transfer para continuar con su carrera fuera de Boise.

Brett Rypien deber ser el contrapunto de McNichols. Sus últimos partidos no han sido buenos. Ha realizado grandes pases profundos a Cedric Wilson y Thomas Sperbeck, pero no ha sido capaz de sostener los drives. La defensa de los Bears sobrecargará el box y Rypien debe aprovecharlo con un juego preciso y fiable. Además de sus puntas de lanza puede contar con el TE Jake Roh, quien regresa a casa.

La defensa de los Bears no asusta demasiado. Esta temporada ha mudado a un frente 3-4 pero sus efectos no han sido los esperados. Atendiendo a los números, Baylor es 81ª de la FBS en anotación (30,4 puntos por partido), 82ª en yardas totales (434,4), 96ª en defensa terrestre (210,5 yardas de carrera permitidas por partido), 62ª en defensa aérea (223,9 yardas) y 80ª en 3º down (41,4 %).

Los jugadores que podemos destacar de la misma son el LB senior Aiavion Edwards, quien lidera al equipo en placajes, el DE junior K.J. Smith, quien ha sumado 6 sacks y 9,5 tackles for loss, el NT senior Patrick Levels, con 12 placajes for loss y 4 fumbles recuperados y al safety senior Orion Stewart, con 5 intercepciones en la temporada.