lunes, 26 de septiembre de 2016

Boise State 38 @ Oregon State 24

Otra victoria para el haber de los Broncos. Otra victoria frente a un rival de la Pac-12. Seguimos ampliando nuestro palmarés frente a las Big Five, a la vez que tenemos el equipo rodado y con la moral alta para comenzar la competición de la MW el sábado que viene.

El récord de Boise State es de 3-0 (0-0 en la MW), pero podría ser 3-0 (2-0 en la Pac-12), el problema es que todas las grandes nos cierran las puertas, la última la Big-12. Pero volviendo al partido, la victoria se cimentó en una gran primera mitad. Como decía en la previa, tuvimos unos minutos de un juego espectacular, pero en la 2ª mitad vivimos de rentas, aunque al final sufrimos menos que frente a Washington State. Es lo que nos falta, jugar al máximo nivel durante los cuatro cuartos.

Jeremy McNichols. volvió a ser el hombre del partido. En una 1ª parte magnífica corrió 146 yardas y atrapó tres pases para 18 yardas más, además de anotar 3 TD de carrera y otro de recepción, todo ello antes del descanso. Brett Rypien estuvo menos preciso, completando en la 1ª mitad 16/26 pases para 197 yardas y un TD, y perdiendo el balón en un sack, pero mantuvo los drives vivos y llevó a los Broncos a un más que cómodo 31-7 al descanso.

La defensa en la 1ª mitad también estuvo fantástica, permitiendo sólo un drive anotador y forzando 5 punts, con dos "tres y fuera". Sólo les permitieron 67 yardas ofensivas totales en la 1ª mitad (los Broncos llevaban 435).

Como decía, parece que a los Broncos les basta con 30 minutos de football para llevarse la victoria, o los Beavers ajustaron bien su defensa en la 2ª mitad, porque los nuestros sufrieron un apagón ofensivo. De hecho chutaron 5 punts en sus 5 drives ofensivos hasta que en el último agotaron el reloj. Menos mal que la defensa siguió a lo suyo y el punter Sean Wale promedió 46,5 yardas por punt, metiendo a Oregon State en tres ocasiones en su yarda 20, en la última de ellas en la 3, propiciando el robo-fumble-intercepción de Darren Lee que selló el partido. Ha sido el día en que muchos aficionados han descubierto que Boise State tenía un punter.

La defensa acabó con menos de 100 yardas de carrera encajadas, un turnover más otro on downs (los Broncos han permitido sólo 2/8 en 4º down esta temporada), hasta 6 sacks y sólo 17 puntos encajados, porque el último TD de los Beavers fue de retorno de kickoff.

En el ataque, como he dicho, McNichols fue la voz cantante, superando las 200 yardas de carrera, dejando apenas 6 handoffs a medias para Alexander Mattison Devan Demas. En el juego aéreo Thomas Sperbeck volvió a ser el líder y volvió a superar el centenar de yardas de recepción. El resto de los pases fueron muy repartidos, como el Gordo de Navidad.

Hay que decir además, que el ataque en la 1ª parte no sólo fue productivo, sino que además fue espectacular, un recital de "Boise State Offense" lleno de trick plays como un reverse, un pase doble y hasta una "Estatua de la Libertad". En la redzone seguimos impecables, 11 anotaciones en 11 visitas esta temporada, 8 de ellas, TD. Se oía más a los aficionados de la Bronco Nation que a los locales.

De la 2ª mitad el que se tiene que encargar es Bryan Harsin. Los entrenadores rivales estudiarán cómo nos frenaron en la 2ª media hora los Beavers y Harsin debe trabajar para que no se produzcan estas recurrentes lagunas en nuestro ataque. El sábado que viene comenzamos la competición de la MW, que es nuestro pan y la sal, y tenemos que estar mentalmente preparados.

Volvemos a estar rankeados. Somos el #24 en el AP Poll. En el Coaches Poll estamos en un virtual #27. Hemos estado rankeados en algún momento de todas y cada una de las 15 últimas temporadas.

Entre las anécdotas:
  • Es la 4ª victoria consecutiva contra miembros de la Pac-12, y la 1ª en Corvallis.
  • Desde 2011 no comenzabamos 3-0 una temporada. En estos últimos 6 años vamos 10-3 contra la Pac-12 y 14-5 contra las Power-5.
  • Los Beavers nos habían ganado el partido anterior, la Hawai'i Bowl de 2013, pero desde esa fecha los Broncos han ganado más partidos contra la Pac-12 (4) que la propia Oregon State (2). 
  • Desde que llegamos a la FBS vamos 24-4 en partidos tras un bye.
  • Jeremy McNichols extiende su récord de la Mountain West con su 15º partido consecutivo anotando un TD de carrera. Sus 4 TD del sábado son su mejor marca y la mejor de un Bronco desde los 5 de Jay Ajayi contra Utah State en noviembre de 2014.
  • Seguimos con McNichols, es su 6º partido con 3 TD anotados, su 13º con dos por lo menos y el 6º con TD de carrera y recepción. Sus 208 yardasde carrera también son su mejor marca personal y el 9º partido por encima del centenar.
  • Thomas Sperbeck ya es 2º del programa, igualado con Mike Holton y Don Hutt, con 11 partidos por encima del centenar de yardas de recepción. Tiene el récord de Ryan Ikebe (13) a tiro.
  • Si la semana pasada Tyler Horton era elegido Jugador Defensivo de la Semana en la MW, en ésta Jeremy McNichols ha sido el Jugador Ofensivo y el punter Sean Wale el Jugador de Equipos Especiales de la Semana. Un hat trick entre las dos jornadas contra la Pac-12.
  • El DE Sam McCaskill lideró la salida del equipo al campo con El Martillo.


En el icono se pueden descargar las estadísticas del partido en .pdf. Podéis ver también la galería de fotos del partido en Broncosports.com.

Tenemos highlights del partido, cortesía de Broncosports.com.

viernes, 23 de septiembre de 2016

Previa. Boise State @ Oregon State

Volvemos a la carga tras una semana de bye y volvemos a enfrentarnos a la Pac-12, esta vez en Corvallis, frente a Oregon State. Broncos y Beavers son viejos conocidos y ya se han enfrentado en 8 ocasiones. Oregon State domina la rivalidad por 5-3. Nunca hemos ganado en el En el último duelo nos crujieron en la Hawai'i Bowl de 2013.

Oregon State también lleva jugados sólo dos partidos. En el opener perdieron en Minnesota, mientras que después de un prematuro bye derrotaron sin problemas a Idaho en casa el sábado pasado.

Oregon State es un equipo distinto al que nos desarboló con su velocidad hace tres años. Es la 2ª temporada del head coach Gary Andersen a los mandos del equipo y su primera campaña, saldada con un 2-10, estuvo lejos de ser considerada un éxito. Este año se han reforzado con 7 JUCO transfers para intentar adaptarse lo más rápido posible a la nueva spread offense de Andersen.

Con muchos problemas a la hora de encontrar un QB competente, el co-coordinador ofensivo Kevin McGiven se trajo transferido de Utah State al junior Darell Garretson, Es un pocket passer no excesivamente móvil. Esta temporada ha completado 40 de los 70 pases que ha lanzado en los dos partidos, con 400 yardas totales, 3 TD y una intercepción.

El WR senior Victor Bolden Jr. lidera a los Beavers tanto en yardas de recepción (88) como de carrera (111), con un TD en cada especialidad. Otras opciones son el junior Jordan Villamin y el sophomore Seth Collins.

El juego de carrera recae en corredores jóvenes, principalmente el sophomore Ryan Nall (26 acarreos, 110 yardas, TD), quien recibe la colaboración del freshman Artavis Pierce.

La defensa de los Broncos ha sido muy sólida en este inicio de temporada, cimentada en un gran front seven. Sobre todo contra la carrera, siguiendo la estela de la pasada temporada en la que quedamos en el 5º lugar de la FBS. Este año sólo hemos permitido 60,5 yardas por partido y estamos perfectamente capacitados para frenar a los corredores de los Beavers.

El front four está consiguiendo presionar al QB rival. Los Sam McCaskill, David Moa, Elliot Hoyte, Jabril Frazier o Gabe Perez deberán estar muy activos para no dar tiempo en el pocket a Garretson. La secundaria tuvo sus altibajos hace 15 días frente a Washington State, pero era previsible frente a un ataque aéreo tan potente como el de los Cougars. Este sábado serán probablemente menos exigidos, pero los Beavers también nos pueden hacer daño.

En el otro sentido del juego Brett Rypien tendrá ganas de dejar atrás sus imprecisiones frente a la que es alma mater de casi toda su familia (3 intercepciones, dos de ellas en los últimos 5 minutos). La defensa de Oregon State no fue nada expeditiva la pasada temporada, pero este año cuenta con un nuevo coordinador y no es otro que nuestro viejo conocido Kevin Clune, ex-DC de Utah State, quienes el año pasado interceptaron a Rypien en tres ocasiones y sumaron 4 sacks y dos fumbles.

Esperemos que Clune no cuente con los mimbres para montarnos la misma defensa y Rypien pueda dirigir con su habitual maestría el equilibrado ataque de los Broncos entre los pases a Thomas Sperbeck, Chaz Anderson o Cedric Wilson, y el juego de carrera de Jeremy McNichols y sus nuevos ayudantes como Alexander Pattison, Cory Young o Ryan Wolpin.

Los Broncos no tienen problemas a la hora de subir puntos al marcador con la pléyade de playmakers que tienen, pero lo que tienen que corregir es su constancia. Los Broncos tienen ocasionales petardazos y además cuando juegan bien no consiguen hacerlo en los 4 cuartos. En ocasiones tenemos costosas lagunas y es lo que se tiene que corregir. Hay que ser insistente en el desempeño constante, en la búsqueda de la excelencia hasta el final.

Termino con el injury report. Con la semana de bye los Broncos están más sanos y es posible que puedan regresar a la alineación el LB Joe Martarano y el TE Jake Roh, ambos lesionados en la rodilla.

lunes, 12 de septiembre de 2016

Washington State 28 @ Boise State 31

Casi pidiendo la hora, y con algunos errores de sobra por parte de Brett Rypien, pero los Broncos ganaron otro partido a un rival de la Pac-12, en este caso a uno que nunca habíamos derrotado. En resumen, una gran victoria en un partido en el que siempre fuimos por delante.

Si ya en el opener Boise State mostró un ataque productivo y una defensa muy sólida, el sábado mostraron otra de sus características tradicionales, la de la defensa oportunista. Tyler Horton puso el partido de cara desde el mismo primer drive, cuando abortó un buen drive ofensivo de Luke Falk con una intercepción retornada 85 yardas para TD.

Antes de que Rypien tocara un balón, a mediados del 1º cuarto, ya ganábamos 7-0. Luego, después de un drive de 88 yardas en 13 jugadas, ya ibamos 14-0, gracias al 1º TD de carrera de Jeremy McNichols.

La ventaja nos dio confianza, pero el partido no fue un recital como el de Louisiana. Los Cougars son un equipo más serio y llegaban a Boise con el objetivo claro de evitar un 0-2 en su casillero.

Los Broncos tiraron de oficio y basaron su ataque en sus jugadores estrella, sobre todo en McNichols, quien corrió en 22 ocasiones para 116 yardas y 2 TD, además de atrapar tres pases para otras 25 yardas. El RB no sólo puso puntos en el marcador, sino que firmó carreras cruciales para sostener drives en el 4º cuarto, cuando los Cougars apretaban.

No fue un buen día para experimentos, y Alexander Mattison y Devan Demas sólo tuvieron un handoff cada uno. También se confió el juego aéreo a muy pocas manos, además de McNichols sólo los tres receptores principales y el TE Alec Dhaenens atraparon algún pase. Thomas Sperbeck fue, como no, el líder de la unidad con 7 balones atrapados para 133 yardas y un TD, pero el chico nuevo de la oficina Cedric Wilson volvió a demostrar su calidad atrapando 3 pases para 85 yardas, uno de ellos espectacular, de 40 yardas. Por su parte Chaz Anderson atrapó otros 4 para 49 yardas.

Brett Rypien tuvo un día peligroso. Completó sólo 19 de los 35 pases que lanzó, para 299 yardas y un TD, pero fue interceptado en tres ocasiones. La primera le puede pasar a cualquiera, pero luego fue interceptado en sus dos últimos drives, dando opciones a Washington State de remontar el partido. La última, en la endzone, fue especialmente sangrante. A menos de un minuto para el final, aunque fuera 3ª y 17 en la yarda 29, una carrera o un draw habría mejorado la posición para un FG y habría agotado el 3º tiempo muerto de los Cougars.

Pero en esos momentos la defensa hizo las jugadas necesarias para frenar sobre la bocina el último drive de los visitantes.

Se puede pensar que encajar 480 yardas aéreas no es nada edificante, pero lo cierto es que el air raid de Washington State ha sido el mejor ataque aéreo de la FBS en las dos últimas temporadas. Falk lanzó hasta 71 pases, de los cuales completó 55, con 4 TD.

Pero la defensa de los Broncos tiene sus motivos para sacar pecho. Además del pick six de Horton, se sumaron dos sacks, 6 placajes for loss, se forzó un fumble, se bloqueó un FG, se frenó el juego de carrera de los Cougars, limitados a sólo 40 yardas en 20 acarreos, se forzaron 4 punts, y lograron tres turnovers on downs, consiguiendo cerrar el partido cuando Falk terminaba caliente con tres pases de TD en sus últimos 5 drives. Los tres linebackeers titulares acabaron con dobles dígitos en placajes: Ben Weaver 15, Tanner Vallejo 14 y Darren Lee 10.

Por lo demás el equipo estuvo serio y disciplinado. No cometió la 1ª penalización, una salida falsa, hasta el final del 3º cuarto. Hemos sabido apretar los dientes y ganar. Rypien tenía un partido complicado frente a un college con el que tiene mucha relación y siempre se recupera de sus errores, por lo que sólo hay que mirar hacia adelante. Por otra parte, no jugaron ni Chanceller James (sancionado), ni Joe Martarano y Jake Roh (lesionados).

Tenemos una semana de bye para recuperar lesionados y para tomar impulso de nuevo, antes de viajar a Corvalis para enfrentarns a otro "Pac-12", Oregon State. Los Beavers sólo han jugado un partido de momento, una derrota en Minnesota por 30-23, y recibirán este sábado a Idaho State, un buen sparring.

Entre las anécdotas:
  • Es la 1ª victoria sobre Washington State en las 5 ocasiones en las que nos hemos enfrentado.
  • No hay ahora ningún equipo al que nos hayamos enfrentado por lo menos en 4 ocasiones y que no les hayamos ganado.
  • Es la 15ª victoria conecutiva on the Blue en partidos extraconferenciales, desde que el 8 de septiembre de 2001 perdimos, precisamente, contra los Cougars
  • Jeremy McNichols extiende su récord de la Mountain West con su 14º partido consecutivo anotando un TD de carrera.
  • Tyler Horton fue elegido MVP defensivo de la MW. Ningún Bronco lo había sido desde el 27 de octubre de 2014.
  • El TE Jake Knight lideró la salida del equipo al campo con El Martillo.


En el icono se pueden descargar las estadísticas del partido en .pdf. Podéis ver también la galería de fotos del partido en Broncosports.com.

Tenemos highlights del partido, cortesía de Broncosports.com.

sábado, 10 de septiembre de 2016

Erigida estatua del centenario Lyle Smith

Ayer viernes, víspera del home opener de esta temporada, Boise State inauguró la estatua de Lyle Smith, erigida en frente del Hall of Fame de Boise State, en la esquina suroeste del Bronco Stadium.

El centenario Lyle Smith, cumplió 100 años el pasado marzo, fue head coach y director deportivo de Boise State, y es considerado el padre del programa de football.

El propio Lyle agradeció el gesto y restó valor a su obra, agradeciendo a todos los colaboradores y jugadores. Sin embargo, tanto el Stueckle Sky Center, el Bleymaier Football Center, el Caven-Williams Sports Complex, y el grado de desarrollo del programa de football tienen su firma.

Lyle Smith nació el 17 de marzo de 1916 en una pequeña localidad de la vecina Washington. Curiosamente creció en Moscow y se graduó en la "rival" Universidad de Idaho, jugando a football y a baloncesto para los Vandals.

El destino le hizo recaer en Boise en 1947, tras la II GM, después de haber sido entrenador de baloncesto. No se le debía dar mal el basket, ya que venía de entrenar a un equipo de récord 24-9, pero lo cierto es que los Broncos ganaron sus 37 primeros partidos con él. Fue head coach de los Broncos entre 1947-67, firmando un récord de 156-25-6. Smith ganó 13 títulos de conferencia y nunca tuvo una temporada con récord negativo. Su cima fue la conquista del NJCAA National Championship de 1958.

Smith contó en la ceremonia cómo era el estadio cuando empezaron a jugar, de 300 o 400 localidades en tres filas de gradas, con una "press box" para tres personas, o cinco si estaban de pie, con tres postes de luz.

Dejó el cargo de head coach para ocupar de inmediato el de Director Deportivo, cargo que detentó hasta 1981. Dirigió la transición de un Junior College de dos años a un College de la Division I-AA. Luego llegó el salto a la Division I-A en 1996, y todos los éxitos que conocemos del programa, impregnados por la ética de trabajo y de excelencia que implantó Smith.

En el acto también tomaron la palabra el head coach Bryan Harsin, el Presidente de la Universidad Bob Kustra y el alcalde de Boise, el vasco Dave Bieter.

¡Enhorabuena Coach Lyle! Aquí tenemos una imágenes del acto.

viernes, 9 de septiembre de 2016

Previa. Washington State @ Boise State

Home opener contra un Pac-10. Y además tenemos celebraciones por el 30º aniversario de la colocación del turf azul, "30 Years on the Blue". No hacen falta más alicientes para ver el partido, sobre todo después del buen juego desarrollado en Louisiana el sábado pasado.

Es la quinta ocasión en la que jugamos contra Washington State, y hemos caído derrotados en las 4 anteriores. Es un buen momento para estrenarse, llevamos 14 victorias consecutivas "on the Blue" en partidos extraconferenciales, desde nuestra última derrota en 2001 precisamente contra ellos.

Los Cougars vendrán calientes después de su derrota en el opener contra Eastern Washington (45-42), de la FCS. Es un escenario que no nos conviene, porque vendrán hipermotivados para olvidar la derrota y evitar un 0-2. El año pasado hicieron lo mismo, perdieron el opener contra otro rival de la FCS, Portland State, y luego ganaron 9 de los otros 12 partidos del resto de la temporada.

Washington State es un equipo cañonero. Han liderado la nación en yardas de pase las dos últimas temporadas con Mike Leach. El QB Luke Falk regresa para liderar este potente juego aéreo. Su go-to receiver es Gabe Marks, quien batió el año pasado el récord de su college con sus 105 recepciones y 15 TD, terminado la temporada con 1.192 yardas de recepción.

El sábado pasado Falk lanzó para más de 400 yardas y 4 TD, por una intercepción. Marks fue, por supuesto, el líder de los receptores, con 10 balones atrapados para 108 yardas y 2 TD. El resto de la producción aérea la reparte mucho entre el resto de WR, entre los que podemos destacar a River Cracraft, Robert Lewis y Kyle Sweet, y también entre los RB.

El escaso juego de carrera se reparte entre los RB juniors Gerard Wicks y Jamal Morrow, pero como he dicho antes, ambos tambien participan del juego de pase.

La defensa de los nuestros va a tener más trabajo que en Lafayette. Había dudas de cómo respondería la joven DL, en la que hasta 4 freshman jugaron en el opener, y la verdad es que hicieron un gran trabajo presionando al QB rival y frenando el juego de carrera del poderoso Elijah McGuire. Sam McCaskill es el líder veterano y sumó dos sacks el sábado pasado. Están apoyados por un sólido y veterano cuerpo de linebackers. Incluso con la posible ausencia del lesionado Joe Martarano, Tanner Vallejo, Ben Weaver o Leighton Vander Esch se encargan perfectamente del cometido asignado.

La que va a ser testada va a ser nuestra secundaria. Tenemos CB de garantías como Jonathan Moxey, Raymond Ford o Tyler Horton, pero van a ser muy expuestos. Además, tenemos menos experiencia en las posiciones de safeties. Sin ninguno de los titulares lo hicieron bien el sábado pasado. Este sábado podría volver a la alineación Chanceller James, mientras que a Dylan Sumner-Gardner le quedan aún tres partidos de sanción. Cameron Hartsfield jugará como SS y Evan Tyler pasaría a la suplencia de FS si regresa James.

En el otro sentido del juego Brett Rypien va a tener un duelo de pistoleros muy especial el sábado, en el que puede ver a su tío Mark animando a los Cougars, ya que el dos veces ganador de la Super Bowl y MVP de la SB XVI, Mark Rypien, es graduado en Washington State. En voz baja hay que decir que el propio Brett fue fan de los Cougars en su infancia y que de ellos recibió su 1ª oferta de beca.

Rypien dirigirá un ataque más equilibrado que el Air Raid de nuestros rivales. Con todo ya superó las 300 yardas de pase en el opener y cuenta con una variada opción de dianas en el juego aéreo. Tiene a Thomas Sperbeck, la principal referencia, a Chaz Anderson profundo, a Cedric Wilson en el slot, después de su gran debut el sábado pasado, al TE Alec Dhaenens, quien también brilló frente a los Cajuns, y también al RB Jeremy McNichols, quien también participa activamente en el juego aéreo.

El juego de carrera también está en forma, liderado por McNichols, pero comienza a haber vida detrás de él con el gran debut del esperanzador freshman Alexander Pattison. Con todo también tenemos otros RB que pueden ir asumiendo protagonismo: Devan Demas, Cory Young y Ryan Wolpin.

La defensa de los Cougars no es especialmente destacable, y el sábado pasado estuvieron muy flojos, sobre todo en la secundaria, que permitió casi 500 yardas aéreas. El coordinador defensivo Alex Grinch seguro va a motivar a los suyos para hecerlo mejor en Boise. Hay que decir que el CB Treshon Broughton y los S Robert Taylor y Jalen Thompson eran titulares por 1ª vez en el opener. Su front seven tampoco debería ser un obstáculo para que los Broncos puedan establecer el juego de carrera para equilibrar su juego ofensivo.

Termino con el injury report. Bryan Harsin no suele ser muy explícito en cuanto a los lesionados pero dentro de lo que se sabe:
  • El DT Elliott Hoyte parece recuperado de una pequeña lesión en el opeener  es de esperar que juegue.
  • El STUD Gabe Perez es "day to day" y es más difícil que juegue,
  • EL LB Joe Martarano es más que probable que no juegue, pero puede estar recuperado después del bye de la semana que viene.
  • El TE Jake Roh con rodilla izquierda inmovilizada, no jugó opener. Se desconoce para cuándo se recuperará.

domingo, 4 de septiembre de 2016

Boise State 45 @ Louisiana 10

Magnífico inicio de temporada para unos Broncos a la altura de las celebraciones de esta temporada. Siempre hay recelos antes del inicio de la campaña, remarcados en esta oacaión por el calor y el extraño horario matinal en el que se iban a enfrentar a unos Ragin' Cajuns con oficio, pero el 35-0 poco antes del descanso dejaron todo claro.

Los Boise State Broncos pusieron las cartas sobre la mesa desde el primer drive, de 80 yardas en 6 jugadas, mezclando pase y carrera, y anotando el primero de los 5 TD que sumarían en los 7 drives de la primera mitad. La segunda mitad quedó prácticamente catalogada como "minutos basura".

No sólo el ataque estuvo impecable. La defensa contuvo a los cajunes en 38 yardas ofensivas totales en sus 5 primeros drives, sólo les permitieron una jugada dentro de la red zone en toda la primera mitad (y forzaron un sack), y sólo encajaron un FG sobre la bocina antes del descanso. Por poner algo negativo, Tyler Rausa falló un FG de 42 yardas. Luego acertó con otro de 30.

Brett Rypien dirigió el ataque con variedad de recursos y con efectividad. Completó 22 de los 33 pases que lanzó, para 347 yardas y 2 TD. Es el 6º partido de su carrera superando las 300 yardas. Thomas Sperbeck volvió a ser el receptor más productivo, con 6 balones atrapados para 130 yardas y un TD, además de lanzar otro en una trick play. Lleva ya tres pases de TD en su carrera colegial.

No fue el único receptor que destacó. Un magnífico debut fue el del JUCO transfer Cedrick Wilson, quien atrapó 7 pases para 113 yardas, uno de ellos para un TD de 42. Importante también fue la participación del TE Alec Dhaenens en el juego aéreo, con 5 balones atrapados para 40 yardas.

También hay buenas noticias en el juego de carrera. Jeremy McNichols tuvo su típìco día productivo de la oficina, corriendo para 48 yardas, recibiendo para 98 y anotando tres TD en total. Fue el receptor del pase de Sperbeck en la trick play. Pero tal vez la mejor noticia es que el juego de carrera no fue sólo de McNichols. Cuatro RB corrieron el balón, y si bien Devin Demas y el recientemente becado Ryan Wolpin estuvieron discretos, el true freshman Alexander Mattison fue el líder de la unidad con 11 acarreos para 67 yardas y un TD. Un estupendo debut para un chaval que se ha convertido en la revelación del training camp.

La defensa estuvo sólida y compacta. No hubo turnovers, pero se contuvo a los Cajuns en 267 yardas ofensvas totales, la mayoría en la 2ª mitad, y a su jugador estrella, el RB Elijah McGuire, a 46 yardas de carrera y 40 de recepción. Con nada menos que 7 true freshmen jugando en la defensa, Louisiana no pasó de 3,7 yardas por jugada. Hubo además 5 sacks y 12 placajes for loss, unos números poco habituales en nuestra defensa.

Los únicos aspectos negativos en la defensa fueron la ausencia del safety Chanceller James, que se quedó en Boise sancionado por Harsin, y la lesión de Joe Martarano. James fue sustituido en la titularidad por el redshirt freshman Evan Tyler. Se desconoce si la sanción será más larga. Martarano se lesionó la rodilla en el 1º cuarto y fue inmovilizada. Se desconoce el alcance, pero preocupa. Tampoco jugó el TE Jake Roh por lesión en su rodilla izquierda. Se desconoce si estará bien para el próximo sábado.

Regresamos con los deberes hechos a preparar el home opener contra Washington State, un equipo que nos va a plantear más problemas, sobre todo en defensa, que los Ragin' Cajuns.

Entre las anécdotas:
  • Es la 1ª victoria en un opener en el propio estadio del rival en este siglo. La última fue en New Mexico en 2000. Desde entonces habíamos perdido cuatro.
  • El partido supuso el debut de 21 Broncos en la FBS.
  • 8 fueron titulares por 1ª vez: Mason Hampton (C), Jake Knight (TE), Chase Blakley (TE), David Moa (NT), Jabril Frazier (STUD), Evan Tyler (S) y Cameron Hartsfield (S).
  • 8 true freshmen jugaron en el opener: Emmanuel Fesili (NT), Reid Harrison-Ducros (CB), Chase Hatada (DT), Sonatane Lui (MLB), Tyson Maeva (RB), Alexander Mattison (RB), Kekoa Nawahine (S) y DeAnder Pierce (CB).
  • Jeremy McNichols extiende su récord de la Mountain West con su 13º partido consecutivo anotando un TD de carrera. Es la 5ª vez que anota 3 TD y la 7ª que tiene TD de carrera y recepción.
  • Los capitanes lo serán para toda la temporada, y son los seniors Ben Weaver, Thomas Sperbeck, Sam McCaskill y el sophomore Brett Rypien. Darren Lee lideró la salida del equipo al campo con El Martillo.


En el icono se pueden descargar las estadísticas del partido en .pdf. Podéis ver también la galería de fotos del partido en Broncosports.com.

Tenemos highlights del partido, cortesía de Broncosports.com.

viernes, 2 de septiembre de 2016

Previa. Boise State @ Louisiana

Abrimos una temporada de celebraciones en Louisiana, en un horario realmente inusual. Jugaremos a las 10 de la mañana, hora local, en el caluroso y húmedo Lafayette. Los Ragin' Cajuns son listos y jugarán de blanco, obligándonos a jugar de oscuro en el Cajun Stadium. [Update: Por lo que se ha revelado, parece que al final no va a sr así]

Es la segunda ocasión en la que jugamos contra los Cajuns. La vez anterior los derrotamos por 34-9 en el Bronco Stadium en 2014. Llevamos cuatro derrotas seguidas en openers a domicilio, y el sábado será un buen día para romper con esta racha.

Louisiana viene de una temporada realmente floja (4-8, 3-5 en la Sun Belt), y buscará darle la vuelta esta campaña. No lo tendrán fácil contra los Broncos, salvo que juguemos empanados por el calor y el madrugón.

El ataque de los Cajuns tiene en el RB senior Elijah McGuire a su mejor arma. En 2014 sumó más de 1.700 yardas desde el scrimmage, pero el año pasado tuvo un peor "supporting cast" y se quedó en 1.300. El mejorar el equipo en torno a él ha sido el principal trabajo del head coach Mark Hudspeth.

Y la mayor novedad va a ser la presencia del senior Anthony Jennings como QB, un transfer de LSU que jugó como sophomore pero que no vio el campo la pasada campaña en Baton Rouge. Sus principales receptores serán el junior Gabe Fusseller y los seniors Devin Scott y Al Riles, si se recupera de su lesión.

Nuestra defensa presentará caras nuevas. Salvo el veterano y experimentado cuerpo de linebackers (Tanner Vallejo - Ben Weaver - Joe Martarano), el resto de las líneas ha habido que reconstituirlas.

En la DL podemos ver freshmen como los DT Chase Hatada y Sonatane Lui en la rotación, junto con los veteranos Sam McCaskill y Elliot Hoyte. Lo que no está claro es la titularidad de la importante posición de STUD, que será incumbencia de Gabe Perez, de Jabril Frazier o de ambos

En la secundaria tenemos CB de garantías como Jonathan Moxey, Raymond Ford o Tyler Horton, pero en las posiciones de safeties hay menos experiencia. Se ha conocido ya que Dylan Sumner-Gardner se va a perder los 4 primeros partidos de la temporada debido a problemas académicos y su posición de SS será cubierta por Cameron Hartsfield. Chanceller James sustituirá al graduado Darian Thompson en la posición de FS. También podemos ver freshmen en la secundaria como al DB DeAndre Pierce o al CB Reid Harrison-Ducros.

Por nuestra parte, no tenemos demasiadas sorpresas en el aspecto ofensivo. Tal y como señalé en la Previa, el ataque de los Broncos se basa en el triángulo de playmakers Brett Rypien - Jeremy McNichols - Thomas Sperbeck. Todos esperamos una magnífica campaña de Rypien repartiendo el balón. Es el mejor QB de la conferencia y este año puede atraer las mitrada de la nación.

Sperbeck lidera el cuerpo de receptores, que contará con Chaz Anderson como pareja de Sperbeck y con el prometedor JUCO transfer Cedric Wilson en el slot. A ellos se une también McNichols, quien además de llevar la voz cantante en el juego de carrera participa activamente en el juego aéreo. Tras él tenemos al senior Devan Demas, al joven Cory Young y al prometedor freshman Alexander Pattison, un jugador que puede ser toda una sorpresa esta temporada.

Donde había más dudas era en la OL, y al final Bryan Harsin ha informado de que será Archie Lewis el titular en el tackle izquierdo, aunque el graduado en Auburn, Will Adams también tendrá muchos minutos de juego.

La defensa de los Ragin' Cajuns ha perdido a su mejor hombre, pero tiene en el ILB Otha Peters a un duro placador. Su front four ha quedado desmantelado y han echado mano de 4 JUCO transfers para reforzar una unidad liderada por el voluminoso DT Karmichael Dunbar. Será una buena invitación a McNichols para que mueva las cadenas. Su secundaria es más experimentada. El CB Savion Brown, el mejor jugador de la secundaria, va a pasar a jugar de safety, mientras que el Stracy Walker se va a convertir en un híbrido LB/S. También han llegado un par de buenos DB JUCO transfers para reforzar la unidad, se trata de Denarius Howard y Artez Williams, naturales de Mississippi.